ESFERA DE CITRINO / CITRINE SPHERE BALL ref.6501

16.00 Precio incluído IVA

Diámetro 34.3 mm.

Algunas formas de las piedras y cristales podemos encontrarlas hechas por el hombre o por la naturaleza. Las hechas por la naturaleza son más poderosas pues en ellas la energía ha obrado de forma mágica y natural. Las piedras y cristales en forma de esfera nos sirven para protegernos; simbolizan el principio femenino, lo receptivo. También nos sirven para aplicarlas a todo aquello que necesite perfección, ya sea en rituales o en terapias corporales.

 

1 disponibles

Descripción

CITRINO, PROPIEDADES SANADORAS:

Es idóneo para el chakra del ombligo. Estimula las actividades de todos los sistemas del cuerpo. La energía del citrino es vigorizante.  

La zona del ombligo representa el poder sobre la materia. 

Cuando el chakra del ombligo está alineado, el ser humano es capaz de atraer hacia sí cualquier riqueza. 

Basta con esclarecer, definir y proyectar lo que uno quiere, para que el objeto deseado se sienta atraído como un imán. Este poder de atracción debe emplearse siempre con fines humanitarios. En este caso el egoísmo sólo genera ataduras hacia objetos que amargan la existencia. 

El chakra del ombligo es el centro principal de las manifestaciones físicas. Cuando uno tiene la conciencia atada al plano material y terrenal, podría decirse que está agarrado al ombligo. 

El control del chakra del ombligo determina el carácter y la integridad del individuo. 

El chakra de la corona debe regir el centro del ombligo para que esta energía fluya correctamente. 

El dorado es uno de los colores del chakra de la corona. El citrino de alta calidad puede utilizarse para canalizar la energía pura del chakra de la corona hacia el ombligo con fines conscientes y creativos. 

La transmisión del rayo dorado hacia el cuerpo protege y dirige esta poderosa fuerza creativa. 

En gemoterápia, para orientar este rayo dorado hacia el cuerpo, se aplica una gema de citrino en el ombligo y un citrino generador de color amarillo-dorado en el chakra de la corona. Se visualiza después un rayo de luz dorada enlazando el ombligo con la corona.

Debido al vínculo tan fuerte que une el ombligo con el plexo solar, donde se almacenan las memorias emocionales, la vitalidad física del chakra del ombligo puede verse usurpada por el vórtice solar. 

La drusa de citrino se emplea en el chakra del corazón, en el plexo solar y en el centro del ombligo para vigorizar el cuerpo y equilibrar el chakra del ombligo con el centro del corazón. 

Ocurre a menudo que la opresión del chakra del ombligo acarree trastornos físicos como la mala digestión, las infecciones de los riñones y vejiga y el estreñimiento. En estos casos, conviene aplicar drusas de citrino en las zonas afectadas para disolver las malfunciones, psíquicas y emocionales que origina el trastorno físico.  

Por ejemplo, si se está estreñido, incapacitado para digerir y asimilar los alimentos correctamente, probablemente tampoco sea posible resolver con acierto las dificultades cotidianas. 

El citrino combate con fuerza los problemas del cuerpo y de la mente. Proporciona una energía que permite regular todas las funciones externas, en pro de una mejora general de la salud física. Participa activamente en la asimilación de la sique. Su fuerza nos ayuda a procesar los acontecimientos de la vida, ordenándolos y evitando los desgastes inútiles. Esta colaboración del citrino nos permite fluir con la vida en lugar de tener que agarrarnos a ella.

Las personas muy sensibles y vulnerables a las influencias y energías exteriores deberían llevar citrino consigo, llevarlo puesto o emplearlo en gematerápias. 

El color amarillo anaranjado del citrino incrementa la cantidad de luz circundante del cuerpo, creando un aura protector. Este aura fortalece a la persona, puede entonces defenderse mejor contra las vibraciones e influencias negativas. Es una piedra excelente para prevenir situaciones en que uno necesita seguridad y confianza. 

Transmite seguridad interior al aura humana. 

Los cristales generadores de citrino se combinan en joyas con el oro, (la punta del generador debe apuntar hacia abajo). Los cristales se convierten así en potentes canales de la energía de la corona dirigiéndola hacia el cuerpo. Desde cualquier punto y cualquiera que sea el método, las piedras de citrino infunden gran fuerza vibratoria.

De todas las piedras, el citrino es la más adaptada al cumplimiento de funciones terrenales, por ejemplo los negocios, la enseñanza, las relaciones interpersonales y familiares. 

Ayuda en acontecimientos y situaciones de la vida.

El citrino adopta diversas formas: la drusa, el cristal generador de dos puntas, la piedra preciosa y labrada, y las piedrecitas pulidas en tambores giratorios.

Por: Katrina Raphaell.

Información adicional

Peso 57.30 g
Dimensiones 34.3 mm

También te recomendamos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

icono filtrado